Survival Zombie (Burgos)

logo.png
Logo de Survival Zombie

Como algunos de vosotros sabéis, no solamente nos dedicamos a las Escape Rooms en nuestro tiempo libre. Además de organizar (y participar en) roles en vivo, jugar a juegos de mesa, y colonizar la galaxia, esta vez, aprovechando que nos pasábamos por Burgos (ciudad de Dunei) nos apuntamos a participar en la 52ª edición del evento Survival Zombie, y aquí va, junto con una breve presentación, nuestra experiencia.

Se trata de un “Real Game” organizado por WRG (World Real Games), un evento que realizan de forma casi semanal en diferentes pueblos y ciudades de España, en el que te metes en la piel de un superviviente a una epidemia zombie e, intentando no ser devorado por las hordas, realizas una serie de pruebas para seguir la historia rodeando al evento. Hasta aquí promete: una historia inmersiva, una buena ambientación, espectáculo, miedo, correr delante de los zombies…

Las entradas para supervivientes rondaban los 30€ (llegamos a encontrarlas desde 21 a 50 en diferentes lugares) y las de zombies (sí, podías ir directamente como zombie) los 10€ (horquilla de 2.50 a 20). Así que nos presentamos en el check-in a la hora convenida, donde nos dieron nuestras identificaciones como supervivientes y un plano de Burgos con los tres sitios a los que, tras la escena inicial de las 23:00h, deberíamos ir a recabar información “para empezar”, así como los sitios seguros (bares que tenían acuerdo con la organización) y campamentos base. Nos pertrechamos para pasar una noche de correr y superar el frío y nos pusimos en marcha, con un malus de -2 por baja forma física, y bonus de +2 por frikismo y +2 por guía local.

Y aquí empieza la debacle.

La escena inicial “para introducirnos en la historia” fue un hombre de la organización agradeciéndonos la participación y diciéndonos que no rompiéramos nada ni bebiéramos alcohol, así como insistiendo en que la ambientación era muy importante y que tendríamos que rolear. Dejó muy claro que no ganaban los primeros en completar las pruebas, sino los que las completaran mejor y con más roleo. Fin. Un poco extrañados, nos fuimos a la primera de las zonas indicadas (la más difícil, según nos enteramos después) para encontrarnos a dos zombies corredores cazando indiscriminadamente a todo lo que pillaban mientras nos intentábamos acercar a una chica con un poncho amarillo que “daba información” como si fueran flyers. Creo que lo único que se roleó ahí fue mi (Kobosov) muerte cuando me pillaron en lo que después jugadores veteranos describían como “la criba del principio, hay que conseguir más zombies”. Dunei sobrevivió, así que seguí acompañándola y mirando desde la distancia cuando hacía las pruebas, a pesar de que en la organización insistían en que “debía volver al respawn” para que me maquillaran y hacer de zombie. A resaltar la peligrosidad de las escenas: una furgoneta de la organización parada en mitad de una rotonda que te indicaba el lugar de la escena, con decenas de jugadores en la carretera intentando hablar con la actriz mientras pasaban coches y autobuses, jugadores saliendo a la carretera corriendo sin mirar porque les seguía un Z, los árboles y plantas en general del parque destrozados…

A partir de ahí seguí (Dunei) el juego con Kobosov como una especie de espectro que me daba charla mientras iba de un sitio a otro con bastante pachorra, porque zombies había más bien pocos. Sólo algunos Zs (zombies corredores de la organización) rodeando los pnjs que daban la “información”. Cuando conseguí los tres dichosos papelitos fui al punto donde se debían entregar: la plaza de la Catedral, que estaba custodiada por 3 Zs. Decenas de personas nos echábamos encima de los actores, literalmente, porque estábamos jugando más de 1500 personas. Además los Zs te comían aunque estuvieras intentando “rolear” con el actor, lo cual era más bien imposible.

El siguiente punto que me dio la actriz fue en lo alto del castillo, así que a subir. Las piernas ya me empezaban a doler de las carreras delante de los Zs, pero bueno, me sabía mal rendirme tan pronto. Habían pasado dos horas desde el inicio. Allí me encontré más de lo mismo, la prueba era un poco más elaborada, pero éramos decenas de supervivientes acosando a la actriz, esperando a que nos atendiera (mientras corríamos del par de zombies que había). Me dio dos papelitos con el siguiente paso, y de allí me fui a otro sitio. Todos los caminos estaban despejados, excepto por los habituales juerguistas burgaleses (no jugadores) que se burlaban de nosotros diciendo “joer, otra horda de supervivientes, ¿pero cuándo vienen los zombies?”. Y tenían toda la razón. La tensión era mínima, pero la distancia a cubrir entre pruebas era bastante grande y acababas cansado de dar vueltas por la ciudad arriba y abajo, simplemente de charla, sin tener que esconderte ni ser sigiloso.

Llegué al siguiente punto, que consistía en entrar en un local que estaba custodiado por un Z; además las puertas se cerraban cuando entraba un grupo y no se abrían hasta que salía. Allí estábamos más de 100 chocando entre nosotros y contra el mobiliario urbano o coches aparcados por las aglomeraciones, decenas toreando al pobre Z, con coches pasando en una calle estrecha… Después de estar unos 10 minutos viendo la cantidad de gente que había para entrar, el cansancio, el aburrimiento, la falta de roleo, decidí irme con Kobosov al polideportivo a que nos maquillaran de zombies a ver si así nos lo pasábamos mejor. Eran casi las 4 de la mañana.

Fue aún peor. Media hora para que nos maquillaran y después una hora de espera para poder salir con una horda (que van dirigidas por alguien de la organización). Nadie sabía nada, no había bancos para sentarse por lo que estábamos sentados en las escaleras con el frío de Burgos a las 5 de la mañana, aburridos y cansados, con ganas de irnos a la cama, pero aún esperanzados de poder disfrutar un poco del evento. Además, tiene gracia que estuviera ahí aún estando viva (y eso que ya iba sin ningún cuidado al lado de Zs que pasaban de mí) y la chica del mostrador nos ofreciera “vacunarnos” para volver a la vida y seguir jugando por 5€. Vaya sacacuartos.

Cuando por fin vino un organizador, se vio completamente sobrepasado por la cantidad de zombies maquillados que había esperando (unos 70-90). Nos dijo que no podíamos comernos más de un superviviente a la vez entre todos, vamos, que la mayoría a lo mejor llegábamos a oír algo, porque no íbamos a hacer gran cosa. Además nos dijo que no podíamos ir a ver la escena final (en la escena inicial nos dijeron que iba a ser espectacular) pero que de todas formas “no era gran cosa”. Como afortunadamente vivo al lado, nos hicimos la foto de postureo zombie, y a dormir.

IMG_20160515_043231
#postureozombie #hordasdesupervivientes #survivaltedio

Ahora, analicemos lo que vende la empresa en su web:

Máximo realismo: nos tomamos nuestra película en serio
Queremos que el participante sienta que es el protagonista de su propia película. Y no escatimamos en detalles. Contamos con un equipo de maquilladores de 51 personas especializados en FX que consiguen que los zombies, los minions o los actores nos den verdadero miedito.

Conté 7 maquilladores, que por cierto estaban extenuados y helados, de trabajar de pie durante más de 5 horas en el polideportivo.

(…) El atrezzo que montamos en cada ciudad te hará olvidar del día en el que vives. Te tendrán que volver a preguntar tu nombre de nuevo. Incluso en qué año estás. Buscamos el máximo realismo, por eso nos esforzamos en convertir escenarios reales en ficción con nuestro equipo de producción, que no escatima en traer tanques, helicópteros o barcos si la acción lo requiere. En World Real Games pensamos que para salvarnos del fin del mundo no hay que reparar en gastos.

Esto es directamente de coña: el atrezzo se reduce a la furgoneta sanitaria y los trajes de los pnjs. Ni vehículos, ni campamentos, ni hordas de zombies…

Eres el protagonista de tu propia película
Y no bromeamos. Cada evento lo producimos como si de una película se tratara:
Escena inicial. Es el comienzo de la trama. Los actores introducen el argumento mediante una puesta en escena en la que intervienen los personajes de la noche. Los personajes y facciones tienen continuidad edición tras edición:
Se realiza al comienzo de cada edición, y suele tener algún “factor sorpresa” para motivar la acción y participación de los supervivientes/participantes durante el juego.
Al mismo tiempo, se dan algunas claves que sirven para jugar correctamente durante toda la noche.

Breve introducción fuera de personaje sobre un escenario.

(…) Escena final. Es la más esperada por los participantes. Es el desenlace de la trama de la noche y siempre suele haber un elemento sorpresa que es aplaudido por los supervivientes. ¿A quien no le gusta ser rescatado en barco, en helicóptero o tanque?

Los que la presenciaron dicen que fue decepcionante: los zombies hicieron un paseillo para los supervivientes. Ni tanques, ni helicópteros ni un triste todoterreno. Y lo peor, una de la principales quejas que hemos leído de muchos otros supervivientes, es que sí que ganaron los que llegaron antes y no los que mejor rolearon. La cantidad de veces que se leía “tongo” en las redes sociales al día siguiente era impactante.

Escenas de la trama. En cada una de ellas hay varios actores que recrean los principales elementos dramáticos del guión, a la vez que someten a varias pruebas a los participantes. Suelen ser acertijos y pruebas físicas que los supervivientes tienen que superar para pasar a la siguiente escena. No están marcadas en ningún mapa, con lo que los participantes tienen que utilizar su ingenio para averiguarlo interactuando con los actores y formando parte de la trama como otro personaje más.

Un actor y un par de zombies, 0 roleo, 0 trama más allá de “vete al siguiente punto”.

Zombies, muchos zombies. Es uno de los mayores atractivos del evento. 

Cuatro zombies corredores (bueno, 1-2 en cada escena). Una horda de seis por ahí despistada, a los que les dijeron que no se comieran a nadie.

(…) Tanques, helicópteros o barcos.* En las ediciones de más de 2.000 juagdores siempre hay un final espectacular, que puede ser: Los pocos concursantes que superan todas las pruebas merecen un final de película, y ser rescatados como se merecen. Y la huída de una ciudad infestada por zombies ha de ser efectiva, por eso no escatimamos en el medio de transporte elegido.

Vale, éramos +1500, pero algo podían haber pensado que no fuera tan decepcionante, digo yo.

Ambientación y atrezzo. El escenario es una localidad generalmente, pero buscamos los rincones más propicios para cada escena y ambientamos el escenario con los elementos más impactantes para el concursante. Nunca escatimamos en sangre artificial, prótesis, artificio (bombas de humo, bengalas, fuegos artificiales) y elementos propios de atrezzo de la trama. Además, y según el guion, montamos campamentos médicos, burbujas para enfermos e infectados y campos de entreno militar.

Un poco de sangre artificial para los nuevos zombies y ya. Puedes patearte la ciudad como un idiota, pero no vas a encontrar ni campamentos, ni instalaciones médicas, y nosotros no vimos ni militares siquiera.

Zonas seguras. Son las zonas marcadas donde el superviviente se puede refugiar y los zombies no pueden entrar. Suelen ser bares y restaurantes de la localidad, colaboradores con Survival Zombie.

Bares que a las 2 ya estaban cerrados.

Resumen

Cosas buenas:

-Los otros participantes: muy buen rollo, gente intentando rolear, en general muy colaboradores. Incluso cuando estábamos esperando en el polideportivo, lo mejor fue escuchar los chistes de los otros nuevos zombies.

-Los (pocos) maquilladores: gente que aun llevando 6 horas de pie pintando gente seguían haciendo su trabajo como buenamente podían.

Ni fu ni fa:

-Los patrocinios están interesantes, y el material que te dan no está mal. Tienes que complementarlo tú (linterna, agua, etc.) pero es un básico para jugar.

Cosas malas:

-La organización. Nula coordinación entre las diferentes pruebas y con el polideportivo (recuerdo a tres personas de la organización sentados sin hacer nada diciendo que “ya vendría nuestro jefe de horda”). Falta de personal a todos los niveles.

-La ambientación. Burgos es una ciudad demasiado grande como para hacer algo inmersivo, máxime un sábado en la zona de fiesta. Parecía que ibas esquivando hordas de gente que se lo estaba pasando mejor que tú. Además, las pruebas se repartían por toda la ciudad en vez de aislar, yo qué sé, 7-8 calles y ambientar esa pequeña parte genial. 17 km. y no íbamos ni por la segunda prueba.

-La falta de tensión/miedo. El evento se parece más a una gymkhana por la ciudad que a una experiencia inmersiva en la que haya que escapar de una ciudad tomada por zombies y en una pelea con una gran corporación (algo que venden en la ambientación web).

-La falta de roleo, exigida a los jugadores, pero que no se podía sostener por los actores (es difícil rolear la misma escena con mil personas diferentes, deprisa y con la presión de que los zombies van a comerse a la gente que está hablando contigo -pero a ti no-).

-Nada de grandes despliegues espectaculares, memorables, peliculeros… nada de militares puteando gente, algo que inspirara temor o alegría o esperanza o algo… gente con pañuelos corriendo de un lado para otro.

En resumen: evento NO recomendable  Mucho tiene que cambiar en la organización de estos eventos para que nos planteemos volver. Sabemos que hay gente muy enganchada y que no se pierden uno, pero después de esta nefasta experiencia, no vamos a comprobarlo.

 

 

 

 

 

Anuncios

5 comentarios en “Survival Zombie (Burgos)”

    1. Tu enlace dice:

      “Miles de personas formarán parte de un apocalipsis zombie en escenarios increíbles, como parques de atracciones y temáticos. Esto sólo es el principio.
      Transgredimos todos los límites, os llevamos al extremo en experiencias reales, ponemos a prueba vuestra resistencia física y mental. Prepárate para disfrutar del ocio del futuro”

      ¿De verdad hicisteis eso? Quizá es que los real games grandes no son para vosotros.

      Le gusta a 1 persona

  1. A ver si tenemos un poco más de comprensión lectora:
    Estuve jugando yo, Dunei, haciendo las pruebas sola o con otros supervivientes. Kobosov sólo me acompañaba charlando como un amigo más por el camino. Al final me fui al polideportivo sin que me hubieran matado del puro aburrimiento de las pruebas masificadas. Frustración sí, del evento tedioso en el que estaba.

    ¿Vosotros sois los que hicisteis el “juego” del manicomio en el hostal del centro de Madrid? Eso daría para otra entrada, la peor “reality experience” de mi vida.

    Está muy bien vender humo y luego echar la culpa a los que se quejan.

    Le gusta a 1 persona

  2. Del enlace: “La única forma de conservar el pañuelo verde de superviviente es, exactamente, sobrevivir hasta el fin del evento, logréis escapar o no.”

    ¿Esto como lo compatibilizas con la vacuna de supervivencia™ a 5 euretes? Eso qué es, ¿hacer trampa o hacer negocio? :/

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s